Acceder
Mi Cuenta
  • No hay productos en el carrito.
CART Total:0.00

Orígenes y consecuencias de la basura acuática

La basura marina es frecuentemente el resultado del manejo deficiente de los desechos. La cantidad de desperdicios generada por consumidores estadounidenses continúa en tendencia alzista y se ha duplicado entre 1960 y el 2013. Cuando bienes de consumo como productos desechables de un solo uso, son desechados o manejados de manera inadecuada, esta basurra llega a los ríos, arroyos y otras vías fluviales. En fin de cuantas, estos desechos fluyen hacia nuestros océanos, donde los desperdicios se convierten en basura marina.

Los desechos, empaques y residuos eliminados de manera incorrecta que son de origen terrestre representan el 80 % de la basura acuática que se encuentra en las playas durante las limpiezas y los sondeos.

Además, de uno a dos tercios de la basura que clasificamos en las playas consiste de empaques plásticos, desechables y de un solo uso de productos relacionados con alimentos y bebidas, y servicios (vasos, botellas, sorbetes, utensilios y mezcladores). El otro 20 % (un quinto) de los elementos que conforman la basura marina corresponden a pérdidas en el mar de descargas accidentales o intencionales de embarcaciones que circulan por los océanos y de equipos y trampas que se pierden o dejan abandonados.

Por lo general, el análisis de los desechos plásticos que están en el medio ambiente, que surgen de sondeos de la limpieza de las playas, proporciona datos que se limitan a tendencias generales y elementos grandes. A fin de obtener una evaluación precisa y significativa de los plásticos y su influencia, es necesario realizar un control a gran escala y prolongado en los países y medioambientes, que incluye el lecho marino, y de una amplia variedad de tamaños de basura.

Fuente: Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos

PETICIÓN DE ECOSUNRISE EN NOMBRE DE TODOS LOS COSTARRICENSES PREOCUPADOS POR EL MEDIO AMBIENTE

La bolsa de plástico es el producto estrella de nuestra cultura de usar y tirar, malgasta grandes cantidades de materiales y energía para fabricar productos efímeros de un solo uso, muchas veces innecesarios. Las bolsas de plástico se pueden reemplazar por bolsas reutilizables o bolsas 100% biodegradables, que no produzcan efectos negativos en el medio ambiente. 

 

La bolsa plástica tradicional tanto en su fabricación y distribución como su tratamiento posterior provocan importantes problemas ambientales. Por todo ello consideramos que es necesaria su desaparición.

FIRMÁ TU PETICIÓN AQUÍ

Cambio climático cambiante

 

El cambio climático representa una amenaza fundamental para todo lo que amamos. El derretimiento de los glaciares, el aumento del nivel del mar y los nuevos y más frecuentes extremos climáticos no dejarán intacto ningún continente. Los impactos ya están siendo sentidos por muchas comunidades y ecosistemas en todo el mundo. El suministro de agua se está reduciendo, el rendimiento de los cultivos está disminuyendo, los bosques están ardiendo y nuestros océanos se están volviendo más ácidos. Esto tiene enormes implicaciones para nuestros medios de vida y seguridad humana.

La tarea en cuestión es gestionar los impactos inevitables y, al mismo tiempo, mitigar el impacto de los impactos climáticos futuros.

Para tener la oportunidad de prevenir el peligroso calentamiento global, la gran mayoría de los combustibles fósiles -el mayor impulsor del cambio climático- deben dejarse en el suelo. Afortunadamente, las alternativas de energía renovable están creciendo rápidamente y son más competitivas que nunca; ayudando a proteger al mundo de los peores riesgos climáticos, al tiempo que mejora la salud humana, impulsa nuestras economías y crea empleos.

Fuente: WWF Global

Una breve historia del ambientalismo

 

La conciencia de nuestra relación delicada con nuestro hábitat probablemente surgió entre los primeros cazadores-recolectores cuando vieron cómo las herramientas de fuego y caza impactaban en su entorno. Los antropólogos han encontrado evidencia de extinciones de plantas y animales inducidas por humanos desde 50,000 a. C., cuando solo alrededor de 200,000 Homo sapiens vagaban por la Tierra. Solo podemos especular sobre cómo reaccionaron estos humanos primitivos, pero la migración a nuevos hábitats parece ser una respuesta común.

La conciencia ecológica aparece por primera vez en el registro humano hace al menos 5.000 años. Los sabios védicos elogiaban los bosques salvajes en sus himnos, los taoistas insistían en que la vida humana debía reflejar los patrones de la naturaleza y el Buda enseñaba compasión por todos los seres sintientes.

En la epopeya de Mesopotamia de Gilgamesh, vemos aprehensión sobre la destrucción de los bosques y el secado de las marismas. Cuando Gilgamesh corta árboles sagrados, las deidades maldicen a Sumer con la sequía, e Ishtar (madre de la diosa de la Tierra) envía el Toro del Cielo para castigar a Gilgamesh.

En la mitología griega antigua, cuando el cazador Orión jura matar a todos los animales, Gaia se opone y crea un gran escorpión para matar a Orión. Cuando el escorpión falla, Artemisa, diosa de los bosques y amante de los animales, dispara a Orión con una flecha.

En América del Norte, Pawnee Eagle Chief, Letakots-Lesa, le dijo a la antropóloga Natalie Curtis que “Tirawa, el que está arriba, no habló directamente a los humanos … se mostró a través de las bestias, y de ellos y de las estrellas, el sol , y la luna debería los humanos aprender “.

Algunas de las historias humanas más antiguas contienen lecciones sobre lo sagrado de la vida silvestre, la importancia de restringir nuestro poder y nuestra obligación de cuidar el mundo natural.

Fuente: Greenpeace.org

GreenPeace promueve 3 pasos básicos para disminuir la producción de residuos y contribuir con ello a la protección y conservación del medio ambiente.

El concepto de las 3R del medio ambiente pretende cambiar nuestros hábitos de consumo, haciéndolos responsables y sostenibles. Para ello, se centra en la reducción de residuos, con el fin de solventar uno de los grandes problemas ecológicos de la sociedad actual.

Desde el punto de vista medioambiental, y como han venido reclamando muchas organizaciones, estos datos son alarmantes y su sostenibilidad a medio plazo es prácticamente imposible. Así, la implantación social de los hábitos de Reducción, Reutilización y Reciclaje, acompañada de un cambio de mentalidad drástico y generalizado, se plantea como el único camino posible para una disminución considerable de las cifras donde actualmente menos del 9% del plástico en el mundo, es reciclado.

 

Ejemplos de reducir

 

La primera de las tres erres: Reducir, recoge quizás la parte más obvia de la teoría, si reducimos nuestro consumo, tanto energético como de bienes materiales, estamos reduciendo también el problema. De este modo, la finalidad es disminuir el gasto de materias primas, agua y bienes de consumo, así como el aporte de CO2 a la atmósfera y el consumo de energía (tanto la destinada a la creación de un producto como a su transporte y distribución).

shutterstock_682642801

A nivel práctico, los consejos son sencillos:

  • Comprar menos y aplicar ciertos criterios a la hora de elegir lo que compramos.
  • Comprar productos desechables fabricados a partir de fuentes alternativas y sostenibles.
  • Escoger productos cuyo proceso de embalaje o envoltorio no sea excesivo o esté fabricado con materiales que puedan ser reciclados con mayor facilidad.
  • Sustituir las bolsas de plástico de la compra por bolsas de materiales reutilizables que se puedan emplear en futuras ocasiones o bolsas biodegradables.
  • Finalmente, descartar o disminuir en lo posible el uso de plásticos de un solo uso.

Ejemplos de reutilizar

 

A continuación, el hábito de Reutilizar nos anima a tratar de alargar la vida útil de un producto, esto es, antes de tirarlo y sustituirlo por uno nuevo, debemos buscar el modo de repararlo o, de no ser posible, darle otro uso antes del final de su vida.

Afortunadamente, la red está repleta de ideas, algunas muy creativas, orientadas a cambiar la mentalidad del “usar y tirar”, ideas que, además, no ayudan solo al medio ambiente, sino también a nuestro bolsillo.

Ejemplos de reciclar

 

La última R, el Reciclaje se basa en tratar los desechos con el fin de obtener nuevos productos, preservar materiales potencialmente útiles y evitar así el daño medioambiental que conlleva su eliminación (gases y otras sustancias tóxicas). La práctica del reciclaje tiene múltiples vertientes y su aplicación abarca desde sencillos hábitos domésticos hasta complejas regulaciones de orden internacional.

A nivel individual, está en nuestra mano seleccionar y separar los desechos que generamos en el hogar, es decir, utilizar los ya conocidos contenedores amarillos, verdes, azules y grises para depositar metales y plásticos, papel, cartón y derivados, vidrios, envases y desechos orgánicos.

Muchas veces para reciclar bien basta con disponer de cubos de basura que nos permitan separar los materiales y las basura de una forma sencilla pero ordenada.

blog